[:ca]Més de 120 persones al Tast de les Estrelles de Vinicia[:es]Más de 120 personas en la Cata de las Estrellas de Vinicia[:]

Comparteix:

Como Pomona

Como Pomona

161124ViniciaTastEstrelles

[:ca]Vínicia va celebrar una segona edició del Tast de les Estrelles al restaurant El Mirador del Camps Elisis amb Marisol Bueno, Josep Maria Pujol Busquets, Rafael Vivanco, Raül Bobet, Tomás Postigo i Rosario Sánchez, com a cap de cerimònies. Més de 120 persones van participar i gaudir d’aquest tast comentat que va comptar amb un PX de 1931.

Marisol Bueno, propietària i directora tècnica d’Adega Pazo de Señorans (DO Rias Baixas) va presentar el Pazo de Señorans Selección de l’any 2008. Un Albarinyo 100% criat sobre lies en dipòsit d’acer inoxidable durant més de 34 mesos que va destacar per la seva longevitat en donar molta frescor després de vuit anys de vida. Bueno, impulsora i primera presidenta de Rias Baixas fins al 2007, també va explicar el minifundisme de la zona, amb més de 7.000 petits viticultors.

Per la seva part, Josep Maria Pujol Busquets, propietari i enòleg del Celler Alta Alella va presentar el seu Privat Mirgin Rosat 2015 (DO Cava), un vi elaborat amb Pinot Noir que destacà per la fermentació en bóta de roure de part del seu vi base, abans de passar més de 36 mesos en ampolla. Un detall que el fa recordar els vins de la Xampanya. Curiosament el Migin Rosat va ser tota una curiositat perquè Privat ja només elabora com a rosat el Laietà Rosat.
El tast va continuar amb Rafael Vivanco, propietari, director tècnic i enòleg del celler Vivanco (DOCa Rioja) que va comentar el vi de referència del celler de Briones: Vivanco Colección 4 Varietales 2014. Aquest vi d’autor que firma Rafael, elaborat amb Ull de Llebre, Graciano, Carnatxa i Mazuelo, amb 16 mesos de bóta, surt al mercat amb tota la fruita i una complexitat que evolucionarà en ampolla. Pagarà la pena esperar alguns mesos per degustar-lo en plenitud. Vivanco va explicar tot el projecte de Museu i Fundació del celler de la seva família per promocionar la cultura del vi.

El propietari i enòleg Raül Bobet va agafar el relleu en la direcció del tast amb el seu Ferrer Bobet (DOQ Priorat) Vinyes Velles 2014. Aquest vi elaborat amb 70% Carinyena i 30% Garnatxa, una criança de 15 mesos en bóta i 11 mesos en ampolla expressa, segons va manifestar el mateix Raül, “el terrer de Llicorella” de la zona.

Tomás Postigo, també propietari i enòleg del Bodegas Tomás Postigo (DO Ribera de Duero) va comentar el 5º Año 2011, un cupatge de Tinto Fino (Ull de Llebre), Cabernet Sauvignon i Merlot, que des del 2012 també incorpora una part de Malbec. Tomás va destacar la importància de supervisar la fabricació i torrat de les botes que compren en Bordeus i Cognac, assegurant-se els 36 mesos d’assecatge; així com el raïm que procedeix de vinyes entre els 700 i 1.000 metres d’altitud. El resultat va ser un vi elegant i ric en terciaris, sense renunciar a tota la fruita.

Rosario Sánchez, responsable d’enoturisme i Relacions Públiques de Bodegas Toro Albalá (DO Montilla Moriles), i filla d’Antonio Sánchez, propietari i enòleg del celler; va presentar aquesta bodega cordovesa. Mentre que la responsable comercial de l’àrea de Catalunya, Edu Cortés, va comentar el Toro Albalà PX El Convento Selección 1931. Un vi que destacà per la seva frescor, després de 85 anys. Un dolç que va guanyar-se la sala per la seva complexitat i bon gust. En boca: caramel, cafè, tabac, figues seques, cítrics com la taronja confitada o les fruites d’Aragó.

Jordi Hortet, director de Vinicia i la distribuïdora Casa Badio va agrair la participació dels cellers i públic participant.[:es]VINICIA celebró una segunda edición de la Cata de las Estrellas en el restaurante El Mirador dels Camps Elisis con Marisol Bueno, Josep Maria Pujol Busquets, Rafael Vivanco, Raül Bobet, Tomás Postigo y Rosario Sánchez, como jefe de ceremonias. Más de 120 personas participaron y disfrutaron de esta cata comentada que contó con un PX de 1931.

Marisol Bueno, propietaria y directora técnica de Adega Pazo de Señorans (DO Rías Baixas) presentó el Pazo de Señorans Selección del año 2008. Un Albariño 100% criado sobre lías en depósito de acero inoxidable durante más de 34 meses que destacó por su longevidad en dar mucha frescura después de ocho años de vida. Bueno, impulsora y primera presidenta de Rías Baixas hasta 2007, también explicó el minifundismo de la zona, con más de 7.000 pequeños viticultores.

Por su parte, Josep Maria Pujol Busquets, propietario y enólogo de Bodega Alta Alella presentó su Privado Mirga Rosado 2015 (DO Cava), un vino elaborado con Pinot Noir que destacó por la fermentación en barrica de roble de parte de su vino base, antes de pasar más de 36 meses en botella. Un detalle que lo hace recordar los vinos de la Champaña. Curiosamente el Migin Rosado fue toda una curiosidad porque Privado ya sólo elabora como rosado el Laietà Rosado.

La cata continuó con Rafael Vivanco, propietario, director técnico y enólogo de la bodega Vivanco (DOCa Rioja) que comentó el vino de referencia de la bodega de Briones: Vivanco Colección 4 Varietales 2014. Este vino de autor que firma Rafael, elaborado con Tempranillo, Graciano, Carnatxa y Mazuelo, con 16 meses de barrica, sale al mercado con toda la fruta y una complejidad que evolucionará en botella. Valdrá la pena esperar algunos meses para degustarlo en plenitud. Vivanco explicó todo el proyecto de Museo y Fundación de la bodega de su familia para promocionar la cultura del vino.

El propietario y enólogo Raúl Bobet tomó el relevo en la dirección de la cata con su Ferrer Bobet (DOQ Priorat) Viñas Viejas 2014. Este vino elaborado con 70% Cariñena y 30% Garnacha, una crianza de 15 meses en barrica y 11 meses en botella expresa, según manifestó el propio Raúl, “el terruño de Llicorella” de la zona.

Tomás Postigo, también propietario y enólogo de Bodegas Tomás Postigo (DO Ribera de Duero) comentó el 5º Año 2011, un coupage de Tinto Fino (Tempranillo), Cabernet Sauvignon y Merlot, que desde 2012 también incorpora una parte de Malbec. Tomás destacó la importancia de supervisar la fabricación y tostado de las botas que compran en Burdeos y Cognac, asegurándose los 36 meses de secado; así como la uva que procede de viñedos entre los 700 y 1.000 metros de altitud. El resultado fue un vino elegante y rico en terciarios, sin renunciar a toda la fruta.

Rosario Sánchez, responsable de enoturismo y Relaciones Públicas de Bodegas Toro Albalá (DO Montilla Moriles), e hija de Antonio Sánchez, propietario y enólogo de la bodega; presentó esta bodega cordobesa. Mientras que la responsable comercial del área de Cataluña, Edu Cortés, comentó el Toro Albalà PX El Convento Selección 1931. Un vino que destacó por su frescura, después de 85 años. Un dulce que se ganó la sala por su complejidad y buen gusto. En boca: caramelo, café, tabaco, higos secos, cítricos como la naranja confitada o las frutas de Aragón.

Jordi Hortet, director de Vinicia y la distribuidora Casa Badio agradeció la participación de las bodegas y público participante.[:]

Comparteix:

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.

Articles Relacionats