Antoni Llena lleva su ‘Món’ a la Vinya dels Artistes

Comparteix:

Redacció

Redacció

210909_MasBlanciJove_AntoniLlena_ComoPomona_RafaGimena_1

Mas Blanc i Jové ja ha obert la venda d’entrades per la inauguració del diumenge 19 de setembre que inclou una celebració amb berenar sopar i els vins de la casa

“Món” és una obra que evoca la idea que el món sempre està en construcció: destruint-se i construint-se constantment. En moviment, en catarsi

La Vinya dels Artistes de Mas Blanch i Jové, concebida por Josep Guinovart e inaugurada el año 2010, celebra este domingo, día 19 de septiembre, el Año 10 o su undécima edición con la instalación de la obra ‘Món’ de Antoni Llena. La primera edición dedicada a Guinovart fue bautizada como Año 0. Actualmente, cuenta con 12 obras expuestas de forma permanente en medio del pintoresco paisaje de La Pobla de Cérvoles y a partir de este 19 de septiembre contará con una nueva adquisición.

Llena (1942), pionero en el arte conceptual y povera en España, defiende, desde el comienzo de su carrera, la idea de que el mundo contemporáneo es un mundo frágil donde las grandes proclamas -políticas y estéticas- han dejado de tener consistencia. Anuncia que el mercado dejará de ser intercambio para convertirse en especulación y que la información se convertirá en desinformación. Una perspectiva que sigue siendo plenamente vigente en el contexto actual.

De hecho, su obra “Món” consiste en una cinta de aluminio que contiene un fragmento escrito en catalán (traducción Jem Cabanes) de un poema en alemán de Robert Walser: “De entre el vagar del mundo surgen, del todo satisfechos, unos mundos que son muy profundos, que huyen como vagabundos hacia otros mundos que, dicen, son de lo más preciosos. Se ofrecen corriendo, se saginan y huyendo, el vivir les es un migrarse, ahora, a mí, no me preocupan, porque así puedo espirar al mundo que. Es un simple mundo aún por demoler”.

El escrito de Walser evoca la idea de que el mundo siempre está en construcción: destruyéndose y construyéndose constantemente. En movimiento, en catarsis. Walser fue uno de los autores suizos más importantes del siglo XX, y cuya literatura se adentraba en lo cotidiano y en los pequeños detalles de la vida, con una expresión formal innovadora que influyó a autores como Frank Kafka, Susan Sontag, John Maxwell Coetzee o Elfriede Jelinek.

Ya a finales del 2019 se estaba trabajando con el artista para buscar el lugar del viñedo donde se pudiera instalar esta pieza. Antoni Llena buscaba un lugar que le llamara. Este espacio fue la parte de atrás de la Cabaña del Guino, una pequeña cabaña de bóveda de finales del siglo XIX y que Llena rebautizó como La Barraqueta. Un lugar salvaje, como un belén, para poder pararse, ver el cielo y leer. Su espacio, dentro del espacio de La Vinya dels Artistes.

En este lugar la obra de Llena se agarra como una cepa en las viejas paredes de la ruina. Un poema oculto, como lo vivido durante la infancia, que nunca muere y siempre te lo vuelves a encontrar y te permite revivir emociones escondidas entre las piedras de la memoria.

Antoni Llena ha sido profesor de literatura artística en la Universidad de Girona y ha dirigido talleres de arte para la School of Visual Arts de Nueva York y también en la escuela Eina de Barcelona. Ha comisariado la exposición «Tàpies visto por Llena. La ansiedad de las influencias» para la Fundació Tàpies (1991). También colabora habitualmente en la prensa escrita y es autor de los libros «La gana de l’artista» (1999) y «Per l’ull de l’art» (2008), así como de esculturas públicas como David y Goliat (Barcelona, 1992 ) y Homenaje a los castellers (Barcelona, 2011), entre otros.

La inauguración que se celebrará el próximo 19 de septiembre contará con unos 350 asistentes que también podrán visitar otras esculturas que se encuentran en La Vinya dels Artistes, así como la impresionante obra de 60m. “Entre el Cielo y la Tierra” que el pintor Gregorio Iglesias creó durante dos meses en medio de La Vinya dels Artistes y que actualmente recubre las cuatro paredes de la sala de barricas de la bodega.

La fiesta totalmente al aire libre contará con el espectáculo del Col·lectiu Free’t “Cuirasses i Nius” y una merienda-cena maridada con vinos de la bodega y música de Bach.

Las entradas, muy limitadas, se pusieron a disposición del público a 35 euros y también se puede participar en los concursos de Instagram y de Facebook de la bodega Mas Blanch i Jové para conseguir algunas de las invitaciones que se sortean.

Comparteix:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Articles Relacionats