La DO Costers del Segre forma a sus bodegas en la “poda de respeto”

Comparteix:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Como Pomona

Como Pomona

BFA742FA-2959-4DBE-BE69-A95744387321

Segunda edición del curso de la Academia de Poda para a una quincena de profesionales de ocho bodegas de la denominación Viñas de la bodega Lagravera han acogido hoy la primera jornada práctica del Curso de Poda que la Denominación de Origen Costers del Segre ha organizado por segundo año consecutivo. Profesionales de ocho bodegas de la DO Costers del Segre -Boldú Viticultors, Castell del Remei, Cercavins, Clos Pons, Costers del Sió, El Vinyer, Lagravera, y Sauvella- realizan este fin de semana esta formación en la innovadora técnica “poda de respeto”. En total son catorce las personas que, bajo las indicaciones del profesor Vicenç Canals de la Academia de Poda, se formarán en una técnica que ha demostrado alargar la vida de la vid, y también consigue la reducción de la afectación de enfermedades de madera y la mejora del estado sanitario de las plantas; aparte de ser un sistema de poda más sostenible y adaptable a todos los sistemas de conducción de la cepa. “Dentro de la estrategia de valoración de nuestra viticultura, la formación continua es una pieza clave para la calidad e innovación de las bodegas de la Denominación de Origen Costers del Segre. Y así lo demuestra el gran interés por esta actividad,” ha explicado Tomás Cusiné, presidente de la denominación.

La formación comenzó ayer viernes, día 18 de febrero, con la parte teórica y, durante el fin de semana, se pondrán en práctica todos los conocimientos y técnicas en diferentes plantaciones de la DO Costers del Segre que tengan diferentes sistemas de conducción de la cepa . Así, hoy sábado se ha iniciado parte del curso práctico en viñedos de Lagravera, Alfarràs; y mañana domingo, día 20 de febrero finalizará esta formación en viñedos de Tomàs Cusiné en el Vilosell. En total serán veinte horas de conocimientos por los asistentes que, si superan el curso, recibirán el carné de poda Grado 2. Canals, ingeniero industrial formado específicamente en poda de respeto según la filosofía de Simonit & Sirch, incidirá en los cuatro puntos

de esta técnica que son aceptar la ramificación de la planta, respetar el flujo de savia, realizar sólo cortes pequeños y respetar la corona; y dejar madera de respeto, lo que se llamaba tradicionalmente “podar sucio”. Según Vicenç Canals, “la poda de respeto intenta resolver los problemas que están extendidos en muchas zonas vitícolas del mundo. La muerte prematura de los viñedos y la propagación de enfermedades de madera es una realidad que preocupa al sector, pero el método de la Academia nos aporta las soluciones”.

Comparteix:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Articles Relacionats