Costers del Segre recupera el patrimonio vitícola de las comarcas de Ponent

Comparteix:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Como Pomona

Como Pomona

image0

Visita de l’ampelògraf Jean Michel Boursiquot en el marc del conveni de la Denominació d’Origen amb el col·lectiu Cultures Trobades d’Slow Food Terres de Lleida

La Denominación de Origen Costers del Segre, Slow Food Terres de Lleida – Cultures Trobades y L’Olivera colaboran para potenciar la recuperación del patrimonio vitícola de Ponent y el Pirineo durante los próximos años. Con esta finalidad el reconocido ampelógrafo francés, Jean-Michel Boursiquot, ha visitado ayer y hoy, martes y miércoles 7 y 8 de septiembre, respectivamente, diferentes cepas de viñas antiguas de autoconsumo en las subzonas de Garrigues y el Valle del Río Corb de la Denominación de Origen Costers del Segre. Junto con otros expertos, Boursiquot fue el especialista que identificó la variedad chilena de uva carmenere, durante muchos años confundida con la merlot. Esta misión de prospección se ha realizado en el marco del convenio de recuperación de patrimonio vitícola que hace unos años desarrollan Costers del Segre, y Slow Food. El equipo de Boursiquot, que cuenta, entre otros, con el profesor de la Universidad de Montpellier, Thierry Lacombe, ya ha visitado diferentes viñedos poniente en cuatro ocasiones.

Gerard Batalla y Artur Bòria, miembros de Cultures Trobades; Pablo Moragas, responsable técnico de L’Olivera y Tomàs Cusiné, presidente de la DO Costers del Segre; han acompañado a Jean-Michel Boursiquot durante estos días. El ampelógrafo estudiará las diferentes plantas encontradas para identificar su variedad.

Batalla ha explicado que «Cultures Trobades es un colectivo nacido dentro de la asociación Slow Food Terres de Lleida y que está dedicado a la conservación, estudio y promoción de variedades agrícolas antiguas del oeste de Cataluña.» En este sentido, en cuanto a la viña, Cultures Trobades «ha realizado prospecciones de viñedos antiguos, identificación y conservación de las variedades, básicamente en la comarca de la Noguera pero también en el Urgell, Alt Urgell y el Pallars Jussà «. Resultado de este trabajo, se han visitado sesenta viñas viejas, se han registrado cerca de 400 cepas y distinguido también sesenta variedades. La mayor parte de estas variedades se conservan en diferentes colecciones de la asociación. Con algunas de ellas se han realizado vinificaciones experimentales. Tanto la conservación como la vinificación se ha hecho en colaboración con la cooperativa L’Olivera.

Por su parte, Pau Moragas ha detallado que los ejes de esta colaboración han sido el «mantenimiento de las colecciones de variedades, la prospección de viñas viejas e identificación de las variedades, la reintroducción de variedades, y la promoción: acciones de divulgación y promoción de esta cultura vitícola.

Tomàs Cusiné ha puesto en valor a los agricultores que mantienen el patrimonio agrícola y ha agradecido la iniciativa de Slow Food Terres de Lleida y L’Olivera que ha permitido que en la actualidad haya «una decena de bodegas de la DO Costers del Segre haciendo investigación sobre las variedades con plantaciones y vinificaciones a diferentes terruños «.

Comparteix:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articles Relacionats