Calamar curado con caviar y caldo de pollo, casado con San Miguel Magna y Praliné de huevos de atún, crema fresca y avellanas, en armonía con la San Miguel 1516, fueron dos las creativas elaboraciones de sabor intenso con las que los hermanos Sergio y Javier Torres, reconocidos con dos estrellas Michelin, abrieron en taller show cooking con restauradores, periodistas, blogueros y otros gastrónomos invitados al encuentro el martes, dia 12 de noviembre, en el espacio cervecero de San Miguel en Lleida, ubicado en el centro de producción. Los otros platos del taller fueron el Ravioli de foie gras y castañas, «Camarones» fritos, y el Cremoso de arroz con lubina, pulpo seco e hinojo marino. De la cocina también salieron para su degustación: Mariposas de obleas con zanahoria morada y crema de romero (plato conocido como Paseo por Collserola); Dados de atún rojo marinado; Pan con tomate i jamón … Y a la hora de los postres, Mini Brownie de chocolate y cerveza; y Lemon Pie.

El Calamar, cortado en tártar y ligado con la madre del sake, una sabrosa e intensa pasta de almidón entre dulce y neutra, casaba con la perfección del punto salado del caviar. El caldo de ave, a modo de hilo conductor de los distintos elementos, era agradable pero intenso «en casa nos gusta cuidar los fondos» explicaba Sergio. Un mar y montaña delicado, que recordaba el concepto de las cazuelas de calamares con pollo pero, con toda la elegancia y refinamiento de la cocina oriental.

En cuanto al Praliné de avellanas y huevas de atún, acompañado por una crema fresca y unas avellanas, la forma geométrica del emplatado se consigue con una impresora 3D que proyecta una espiral perfecta con crema fresca que luego se rellena con manga pastelera del praliné de avellanas y atún. El tostado de las avellanas equilibra un plato muy vistoso e intenso.

El Ravioli de foie gras y castañas con caldo de ave, tomate seco y oliva negra, fue el primero de los platos calientes que los hermanos Torres y equipo emplataron ante los comensales. De los «camarones» fritos, destacaba el punto cítrico aportado por la lima; mientras que en el Cremoso de arroz con lubina, el toque fresco y cítrico lo aportaba el hinojo marino. Así se cerraba esta singular rueda de platos llenos de intensidad elegante y personalidad culinaria.

Los Hermanos Torres, embajadores de San Miguel

Gemelos nacidos en Barcelona en 1970, Javier y Sergio Torres tienen clara su vocación culinaria desde su infancia. Gracias a ella, una excelsa formación y el tratamiento del producto desde la reflexión técnica y sensorial, lograron con su restaurante Dos Cielos Barcelona dos estrellas en la edición 2018 de la Guía Michelin, y después de su cierre, renovaron dos estrellas para su nuevo restaurante, Cocina Hermanos Torres, en la Guía Michelin 2019.