Nueva etapa en la cocina de «L’Atrevit» de Fondarella con el joven Jesús Gimena

Comparteix:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Como Pomona

Como Pomona

IMG_4604

Desde su apertura, el restaurante L’Atrevit de Fondarella ha sido una revelación en el panorama culinario del Plà d’Urgell. Con el otoño, a pesar de las interrupciones a las que ha obligado la pandemia del Covid-19, el joven chef leridano Jesús Gimena se ha hecho con los fogones de este establecimiento que regenta la familia Carulla.

«Con las restricciones e incertidumbre que provoca la situación actual de alerta sanitaria, hemos preferido apostar por un menú de calidad y bien hecho al servicio de mediodía entre semana, y reservar la oferta de tapas y raciones a la carta para los fines de semana y festivos, explica Gimena. «Sin embargo, si se reserva con tiempo, siempre podemos preparar un menú degustación para los comensales que, con tiempo quieran disfrutar de una experiencia más gastronómica», puntualiza Jesús.

Jesús Gimena, ha cursado estudios en la Escuela de Hostelería y Turismo de Lleida y aprovechó sus años de estudiante para realizar prácticas de verano y de fin de semana en establecimientos como L’Aula Gastronòmica de Lluís Bonillo, Crápula de Lleida, Cal Xirricló de Balaguer, Jardí d’Alguaire; o Casa Pedro de Zaragoza, entre otros lugares. Como profesional ha estado durante tres años entre las cocinas de Can Jubany en Calldetenes con Nando Jubany y el restaurante Dos Palillos de Barcelona con Albert Raurich. Ambos establecimientos reconocidos por la Guía Michelin con una estrella.

Jesús demuestra pasión e ilusión por una cocina arraigada al producto y la tradición. Pero, sin complejos a la hora de fusionarse con elaboraciones e ingredientes de otras culturas; siempre que aporten algo interesante a la experiencia gastronómica y la satisfacción del comensal.

Abrimos el menú con unos aperitivos con Humus de remolacha y garbanzos; con un sabor equilibrado entre la legumbre y la raíz protagonistas de esta agradable emulsión.

Los aperitivos se completan con Terrina de paté de conejo con su lomo marinado; y Canapé de paté de perdiz y mermelada casera de membrillo. Dos homenajes a las carnes de caza con dos propuestas elaboradas y que dignifican con creces el producto.

El primer entrante, Cremoso de coliflor con huevo cocido a baja temperatura, rebozuelos y migas especiadas de pan de campo; está recreado en la cocina de Nando Jubany. La combinación de ingredientes es espectacular, y aún sorprende más aún cuando nos cuenta que forma parte de la propuesta del menú del día.

Antes de pasar al pescado, degustamos un Arroz socarrat de pulpitos y alioli de su tinta. «El secreto del socarrat es hacer la costra con un poco de harina de maíz«, explica Gimena.

La Lubina salvaje con parmentier de boniato y verduritas escaldadas, es el pescado del día que encontramos en el menú. Y Jesús lo elabora y presenta como si se tratara de un plato de carta, reafirmando su apuesta por simplificar la oferta del mediodía en beneficio de la calidad y servicio al comensal.

A la hora de la carne, el joven cocinero de L’ Atrevit nos sirve un Steak tartar con su tuétano al humo de madera de encina. Un plato sencillamente espectacular. La escenografía del humo de encina enriquece la experiencia de manera visual y olfativa, ya que el aroma a brasa quedará presente durante toda la degustación. La frescura del steak tartar casa con la melosidad del muelle en un resultado armónico y diferente.

Con un Pastelito semifrío de frutos rojos y chocolate blanco, también propuesta del menú del mediodía; y la interpretación personal del Pan con aceite, sal y chocolate, cierran esta visita a L’Atrevit.

Comparteix:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articles Relacionats

La primavera pone la mesa en Lleida

Los restaurantes de la capital de Ponent estrenan las cartas de temporada para saborear la Pascua más auténtica. Turisme de Lleida ofrece un acurado programa