Mas Blanch i Jové ha dado estos días un nuevo paso en cuanto a su compromiso con el Medio Natural con la instalación de 110 placas fotovoltaicas que nutrirán con energía solar el 99% de las necesidades de esta bodega de la Pobla de Cérvoles.

Tal como informaron los responsables de la bodega de la DO Costers del Segre, subzona Garrigues, esta nueva apuesta innovadora supone una inversión de 200.000 euros. Mas Blanch i Jové elabora vinos ecológicos y, a partir de la próxima semana, la práctica totalidad de la energía que consumirá obtendrá del parque fotovoltaico. Cada una de las “placas solares de 260 Watts con 48 baterías de 2500 Watts producirán y almacenarán toda la energía necesaria para elaborar las 55.000 botellas anuales de vino que produce la bodega. Y se calcula que habrá un excedente importante de energía que ofrecerán de forma gratuita a los visitantes para recargar sus vehículos eléctricos”, puntualiza en una nota de prensa la familia Jové Balasch, propietarios de Mas Blanch i Jové.

La bodega Mas Blanch i Jové, conocida por su apuesta por el territorio y la cultura a través del arte con el proyecto artístico La Viña de los Artistas, da un paso más en la apuesta por la ecología y la sostenibilidad que desde el primer momento inspiró este proyecto.

Mas Blanch i Jové, la primera bodega en Cataluña en hacer este paso de convertirse 100% sostenible desde el punto de vista energético, sigue con su línea de mejora constante para proteger el medio ambiente y el futuro de nuestro planeta.

(Visited 16 times, 1 visits today)