Con motivo de la 157 subasta de los vinos de los Hospices de Beaune, la bodega ofreció una comida de maridaje con diferentes vinos de Domaines diciembre Hospices de Beaune y de Nuits-Saint-George.

El primer plato del menú fue un Mármol de rabo de ternera y foie gras con setas, que casó con el Meursault Charmes 2013, Cuvée Bahèzre de Lanlay los Hospices de Beaune. Un Chardonnay muy mineral fruto del cuvée de dos primeros crudos: Charmes Dessus y Charmes Dessous. Bahèzre de Lanlay, fue un inspector de líneas telegráficas que dio toda su fortuna a los Hospices de Beaune en 1884.

El segundo plato, el Filet mignon de ternera de estilo Poivrade (salsa hecha con pimienta sal y vinagre), y relleno de col, maridó con el Pinot Noir Nuits-Saint Georges 2009 Premier crudo- Las Didiers Cuvée Jacques Duret Hospices de Nuits-Saint-Georges. Esta localidad de la Côte d’Or, la segunda más grande después de Beaune, pese a no tener ningún Gran Crudo, es rica en Primeros Crudos. Los Pinot Noir de la localidad suelen ser ricos en cereza, ciruela y sotobosque.

El pastel Matcha de postre, elaborado con bizcocho de este té verde y chocolate, se sirvió con Crémant de Borgoña Louis Picamelot Cuvée Les Terroirs bruto blanco. Este espumoso, elaborado, como el cava catalán, cuenta con uvas de las parcelas que la bodega tiene en Côte Chalonnaise, Côte de Beaune y Côte de Nuits, con un 39% de Pinot Noir, un 41% de Chardonnay y un 20 % de Aligoté.

El menú estuvo elaborado por el chef Jean-Marc Thibeaut y los cocineros de los Hospices de Beaune. El servicio del menú fue a cargo de los alumnos del Lycée Hotelier Saboya-Lemán de Thonon-les Bains, bajo la dirección de sus profesores.