Sogas, satisfecha por recuperar un vino clásico catalán 

Con la presentación del nuevo Flor Xarel de la bodega Rubió de Sòls, la enóloga y bodeguera, Judith Sogas; ha aportado un nuevo vino dulce al patrimonio enológico leridano. Sogas asegura que con este «dulce 100% Xarel·lo elaborado de forma artesanal recuperamos un vino clásico catalán».

Judith Sogas explica que Flor Xarel «es como saborear uva pura en la boca. Se trata de un vino que destaca por el color intenso con tonalidad rojiza, que no te deja indiferente; los aromas que desprende son de fruta madura como el membrillo y el melocotón. Todo, con un toque de hierbas frescas y especiado «. La autora de este dulce continúa su presentación diciendo que «en boca, es un vino muy sabroso, que llena el paladar con una textura sedosa y una acidez marcada; al final de la cata, notaremos el sabor de la uva que persiste con el tiempo, dejando al final un sabor limpio intenso «.

La enóloga leridana también aprovechó las Fiestas de Navidad para presentar un nuevo formato Mágnum de 1,5 litros, por su vino insignia Sòls Xarel. Un monovarietal con el que Sogas ha posicionado la bodega Rubió de Sòls como un ejemplo de pequeña bodega que apuesta por la viña ecológica y la conservación de un paraje único a los pies de los restos monumentales del Castillo de Rubió de Sòls.

La emprendedora y dinámica enòloga, que hace un par de vendimias decidió trabajar al margen de la DO Costers del Segre, también anuncia que pronto presentará un nuevo vino.

Visitas y enoturismo de día y noche

La pequeña viña de Rubió de Sòls es un espacio para visitar y disfrutar del paisaje de esta zona de la Noguera. Entre las curiosidades de esta parcela destaca «el sistema tradicional, pero ahora poco utilizado en Lleida, de conducción de la vid en vaso con un palo de madera en medio, que da la forma redonda de la viña.»

Judith también destaca la orientación de la bodega hacia el enoturismo con visitas de pequeños grupos que pueden conocer el proyecto de una manera cercana y muy personal. Así resalta «las visitas de día, dando una vuelta por los viñedos y el entorno de la Sierra del Munt, con un paraje exclusivo de alto valor paisajístico. Aunque también seguiremos trabajando Viña y Estrellas, una actividad nocturna que permite disfrutar del vino y el cielo declarado Starlight de Montsec.