Esteve Cantos lo tiene muy claro: “al mediodía, lo que queremos es trabajar, y se puede hacer un entrante con ensalada o crema; más un arroz, pescado o carne; y postre por 9 euros. Las noches y los fines de semana, la oferta debe ser más gastronómica y satisfactoria para todos. Es normal que el precio en tiempo de ocio sea diferente. Todos hemos de vivir y el comensal lo agradece.”

Desde la apertura del Txoko Gastrobar, hace unos meses en Pardinyes, Esteban -un cocinero joven pero con una importante trayectoria en los fogones leridanos- ha apostado por la fórmula del plato del día. Un plato principal fijo en que invita a comer “de diario” a un precio muy económico, sin renunciar a escoger un entrante entre los pinchos de la barra, una crema o una ensalada. Los platos del día también se adaptan al comensal con la elección de un arroz, un pescado o una carne. Los postres y una copa de vino, agua o cerveza, también están incluidas.

Por otra parte, por la noche o los fines de semana, Cantos completa la oferta gastronómica de tapas y raciones del Txoko Gastrobar, con un menú que se abre con tres entrantes para compartir (ensalada, huevos rotos con jamón y caracoles); un segundo, a elegir entre Merluza estilo Orio, Chuleta de cerdo Duroc con mostaza y miel o “Chuletón” Sargaire de 500 gramos. La especialidad del País Vasco, Panxineta, son los postres del menú de fin de semana y noches que incluye agua y vino y tiene un precio de 25 euros. “Otra de las ofertas que tiene mucha aceptación, es el” pintxo-pote “de los jueves noche: pincho y vino por 2 euros”, explica Esteve Cantos.

(Visited 57 times, 1 visits today)