Tributo al cerdo de 30 restaurantes de la demarcación leridana

El cerdo es una de las carnes más propias o identitarias de la cocina de Lleida. El recetario tradicional es rico en platos y elaboraciones y son muchos los cocineros que continuamente aportan nuevas propuestas con toques de fusión y técnicas inspirados en otras cocinas del mundo. Desde hace siete años, es el protagonista de las Jornadas Gastronómicas Porcpassió que organiza la Federación de Hostelería de Lleida. Este año con la participación de 30 restaurantes de Lleida ciudad y comarcas.

Entre los cortes o productos más ofrecidos este año encontramos los pies de cerdo. Así, en Lleida, Cal Nenet nos ofrece Pies de cerdo a la brasa o estofados; Click Menú, Pies de cerdo estofados con setas y ciruelas; Carpaccio de pies de cerdo con vinagreta de piñones tostados, la Masia; y el Celler del Roser, Rollitos de pies de cerdo rellenos de setas y aroma de trufa. En el resto de la demarcación, Ambrosia de Rosselló los hace a la brasa con aceite de trufa; Artapa 1224 de Tàrrega, en lingote con setas; y el Monasterio de les Avellanes, en dados a la plancha con salteado de setas.

La costilla también es una propuesta recurrente y la encontramos en Lleida como Costillas de cerdo a baja temperatura, en Gaudium; hecha a baja temperatura y acabada a la brasa, salsa del asado, en La Masiaa; o “a la ratafía” con cromático de vegetales de otoño y turrón de Agramunt, en L’Espurna. En comarcas La Boscana de Bellvís propone la Chuleta de cerdo en chapata y verduras; y Costilla con salsa de soja miel de Baro y Ratafia los Raiers de la Pobla de Segur, en Fonda Farré de Baro.

Otros platos que encontraremos en restaurantes del territorio leridano son: Filete de ibérico con salsa café de París (Villa del Carmen de Vilagrassa); Ofegat de la Segarra y pie de cerdo guisado (Hostal Jaumet de Torà); Adobo de Tupina (Hostal Valle de Àneu de Esterri); Cazuela de cerdo con alubias y setas (Cal Farré de Vallfogona de Balaguer); Lagarto de cerdo dorado a la miel del Montsec y aromatizado con tomillo (Can Pere de Camarasa); y Coca de escalibada, morcilla de Puentes esparracada y setas de temporada (Lo Ponts de Ponts).

La campaña de homenaje a la gastronomía del cerdo continúa en Lleida ciudad, con recetas como Brocheta de solomillo ibérico con tomate confitado y puré de boniato asado (NH Pirineos); Tomahawk de cerdo asado con chutney de mango, praliné de pipas y pakchoi (Aimia); Pulpo de roca con panceta de cerdo Duroc ahumada, papa criolla y emulsión de Chipotle (Balasch & Co); Timbal de trinchado con alcachofa confitada y papada de cerdo a baja temperatura (Brasa de Oro); Oreja de cerdo a la gallega (Comba); Crápula ofrece Tartini de cerdo Duroc, vinagreta asiática y endibia a la brasa (crápula); Secreto ibérico confitado a baja temperatura con panaderas y manzana (De Tapas); Tupí de mejillas con patatas enmascaradas y alioli de membrillo (Julián); Parmentier de gamba roja con panceta de Duroc confitada y trompetas de la muerte (La Huerta); o Cerdo Duroc confitado dieciocho horas, con piel crujiente, membrillo y el jugo de su asado (Petit Català).

Mención aparte merece el restaurante La Masia que dentro de su menú ofrece, aparte de los mencionados carpaccio y costilla, una decena de especialidades de cerdo como son el Hummus de garbanzos con morcilla; Oreja a la brasa con judías; o el Canelón de pies de cerdo con crema de shiitake Arroz con morcilla, entre otros.

Cantamanyanes y QR Café apuestan por los bocadillos de Hamburguesa gourmet Pulled Pork y Meloso de mejillas y crudités, respectivamente. Mientras que El Anticuari tapas de Mercado sirve un Roll de secreto ibérico braseado, verduritas al wok, chutney de cebolla y salsa de queso de cabra.

Toda una oferta sabrosa y variada que se puede disfrutar hasta el día 30 de noviembre.