Tomás Cusiné asume la presidencia de la DO Costers del Segre

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Costers del Segre se reunió el martes 18 de diciembre para nombrar a Tomás Cusiné como nuevo presidente hasta las próximas elecciones el mes de mayo. Cusiné cubría así la baja de su antecesor Xavier Farré que ha salido del Consejo que presidía tras perder la vinculación con Raimat, bodega a la que representaba. Cusiné se toma estos meses como un tiempo de trámite para hablar con todo el mundo y ver de qué manera «debemos buscar pensamientos comunes entre bodegas muy diferentes».

Todos los miembros del Consejo Regulador apoyaron a Tomàs Cusiné, único candidato a relevar a Farré durante estos meses; y ahora el nuevo presidente quiere abrir una rueda de conversaciones con bodegas pequeñas, medianas y grandes para saber qué piensan. «La DO debe apoyar a los elaboradores pequeños, sin dejar de lado los medios, grandes y el mismo Raimat, que solo ya supone el 50% de las poco más de 4.000 hectáreas de la denominación leridana, y debe nombrar un otro representante en el Consejo, aunque como viticultor, ya figura su director», manifiesta Cusiné. «En algunos puntos será difícil equilibrar los intereses, pero en otras tenemos que hacer posible el acuerdo por el bien de todos», puntualiza. Tomás insiste en que «de momento haré de presidente y hablaré con todos de cara a hacer equipo. Si me veo con apoyo, la idea es presentarme a las próximas elecciones «.

Entre los objetivos de promoción y proyección de la denominación, el nuevo presidente destaca que hay que «promover el consumo del vino leridano en la provincia, así como fomentar la cultura del vino entre los restaurantes de la demarcación».

En cuanto a las variedades de uva, el territorio sigue buscando cuáles deben ser las variedades que doten de una mayor identidad común, mientras continúan aprobando el uso de nuevas uvas como el Gonfaus (variedad ancestral que la bodega Purgatorio de Torres ha recuperado en la finca Aranyó a las Garrigues) o el Trobat.

Respecto a las variedades blancas, las bodegas apuestan por el Macabeo (que tiene los principales defensores en el grupo Castell del Remei, Tomàs Cusiné y Cérvoles), la Chardonnay, foránea pero, la variedad blanca de más implantación y por la que más apostó a su día Raimat; o la Garnacha Blanca, variedad presente en toda el área mediterránea y que cada vez está más presente en los vinos leridanos.

Tomàs Cusiné, actual propietario de Castell del Remei, Cérvoles Celler, Tomàs Cusiné y Cara Nord Bodega, tres de las cuatro bodegas pertenecientes a la DO Costers del Segre, tiene una larga trayectoria como bodeguero y también como miembro del órgano de gobierno de la Denominación de Origen; y compatibilizará la nueva presidencia con la de la Ruta del Vino de Lleida-DO Costers del Segre, que ostenta desde su constitución.