Un terruño rico en pizarra y la altura de las parcelas, entre los 700 y los 800 metros, son dos de las variables geográficas que más definen los vinos del proyecto Cara Nord de la DO Conca de Barberà, y ahora, también a la DO Montsant.

Xavier Cepero, Tomàs Cusiné y Eric Solomon iniciaron la aventura de Cara Nord en 2012 con un vino blanco y luego un vino tinto, que buscaba la frescura de las Montañas de Prades, en la DO Conca de Barberà. Ahora con el proyecto “consolidado” suman cinco referencias bajo esta denominación y han hecho un vino más dentro de la DO Montsant.

Así, la familia de vinos Cara Nord iniciada con el Blanco (Macabeo, Chardonnay y Trepat vinificado en blanco), y el Negro (Garnacha Syrah y Garrut); ha crecido con vinos procedentes de variedades autóctonas como el monovarietal 100% Garrut; y dos 100 Trepat, un vinificado como negro y el segundo, como rosado.
Por otra parte, el Mineral del Montsant (80% Cariñena y 20% Garnacha), es el nuevo vino tinto que Cara Nord vinifica bajo esta otra denominación tarraconense.

Cepero explica que en Cara Nord hacen vino “con un ambiente geográfico muy particular y difícil, lleno de retos constantes. Los viñedos de la bodega, situados en la cara norte de las Montañas de Prades, son tratados con la mínima intervención, priorizando la conservación y la biodiversidad de los bosques que la rodean, en favor de un trabajo orgánico integrado y sostenible”.